Recojo aquí una serie de consejos básicos para el cuidado de plumas estilográficas.

Por si alguien lo dudase, no tengo ningún interés económico en las marcas que menciono. Sólo soy un usuario y cuento mis experiencias con los diferentes objetos que poseo.

Prohibiciones

Hay dos consideraciones importantes que debes respetar siempre.

  • Nunca uses tinta china para una estilográfica. Te quedarás sin ella, porque se secará y se te estropeará la pluma. Si compras un tintero para pluma, que sea de estilográfica.

    Esto es especialmente importante con marcas —como Pelikan— que fabrican tanto tinta de estilográfica, como tinta china1.

  • Nunca uses alcohol para limpiar una pluma. Sólo puedes usar agua para disolver los residuos de tinta seca que la pluma pueda tener2.

Colores

Existe tinta para estilográfica de varios colores. Personalmente, prefiero el negro. Dependiendo de la composición de la tinta, el negro puede resultar en gris o en marrón3. Esa diferencia cromática se debe a la propia estilográfica, que no siempre tiene que escribir con la misma cantidad de pluma.

El azul normal de estilográfica tiene una ventaja indudable, especialmente para quienes comienzan con una estilográfica: es lavable. No toda tinta azul lo es, pero existe esa descripción de color: «azul lavable»4.

Es importante que tengas en cuenta eso porque ningún otro color se puede lavar de un tejido. Incluso aunque sea o contenga azul.

Cargadores

Las estilográficas se diferencian de las plumas simples porque toman la tinta de un depósito de tinta. En su momento, supusieron un gran avance, porque no había ya que mojar directamente el plumín en tinta. El depósito de tinta puede ser un cartucho de tinta o un cargador de diferentes formas.

Si el depósito de tinta es un émbolo o un sistema de llenado por vacío, hay veces que es parte de la pluma y no se puede separar. En ese caso, tienes que cargar la pluma de la tinta de un tintero.

Tinteros

Como usuario, los tinteros que he usado han sido de las marcas Parker, Waterman, Sheaffer y Pelikan. Creo que los más fáciles de encontrar en una papelería son los Parker y Pelikan. Los precios son similares. Los tinteros son botes de cristal, que contienen unos 50 mililitros5.

Pelikan vende botellas de plástico con tinta azul —no lavable, hasta donde sé— o negro de un litro. Si quieres escribir mucho o no comprar tinta durante mucho tiempo, puede ser una buena opción. La relación entre calidad y precio es buena. Es necesario que antes tengas un tintero pequeño para cargar la pluma, porque es imposible cargar la pluma directamente de la botella.

Uso de cargadores

Si el cargador está incorporado a la pluma, tendrás que usarlo metiendo el plumín dentro del tintero y accionando el mecanismo correspondiente. Después deberás dejar que caiga la tinta que sobra dentro del tintero. También debes acercar el plumín al borde, para que se escurra la tinta. Con una servilleta de papel limpias la tinta que todavía quede en la pluma.

Si el cargador puede quitarse, no te recomiendo que uses el sistema del párrafo anterior. Es engorroso y debe usarse si no queda otro remedio. Es más fácil hacerlo de una manera más simple.

La manera más fácil de usar un cargador es con una jeringuilla. Te recomiendo que compres en una farmacia una de insulina6. Puedes usar otra, pero es más cómoda esa porque tiene muy poca carga y es más fácil regular la descarga de tinta.

Todo lo que tienes que hacer es separar el cargador y llenarlo con tinta que previamente has llenado con la jeringuilla del tintero. Vacías lo que sobra de la jeringuilla en el tintero y limpias la aguja de la tinta que pueda tener con una servilleta de papel. Luego unes el cargador al plumín por la parte que le corresponde.

Como consejo útil, te recomiendo que antes de empezar a bajar el émbolo de la jeringuilla te asegures de que tienes la aguja dentro. Parece una tontería, pero la tinta mancha mucho. Hasta donde recuerdo, nunca me ha pasado, pero ha estado a punto. La aguja está dentro cuando la mueves hacia los lados y la boca del cargador te impide moverla más.

Limpieza

Cuando no vayas a usar una pluma durante mucho tiempo o notes que la escritura no recibe tinta fluida, tienes que limpiarla. No es extraño que tengas que limpiar la pluma periódicamente.

Para limpiar una pluma sólo puedes usar agua. Es mejor que uses agua destilada porque no dejará residuos secos en la pluma. En zonas donde el agua es tiene bastante cal u otras impurezas, el agua destilada es obligatoria.

Como ya te he advertido, es importante que no uses otra cosa que agua. El jabón no te ayudará a disolver la tinta y se quedará dentro del plumín. El alcohol atacará las partes no metálicas del plumín de modo irreversible.

El agua es el disolvente universal y la tinta de pluma acaba disolviéndose. Todo lo que se necesita es tiempo. Con agua destilada, no debes poner la pluma debajo del grifo. Aunque no tuvieses que usar agua destilada, tienes que dejar el plumín metido en agua durante días. La disolución de la tinta seca puede llevar días, o incluso semanas.

Es fácil que tengas que cambiar el agua varias veces, hasta que se quede perfectamente clara. Si la pluma tiene cargador, es importante que limpies también el cargador. Puedes usar también el cargador para tomar agua por el plumín y limpiarlo soltando el agua en otro recipiente —o directamente al desagüe—. Así vacías la tinta que pueda contener el plumín, pero no necesariamente se disuelve la tinta que pueda haber seca. Por eso, hay que dejar los plumines en agua durante unos días.

Una vez limpio, es importante secar el plumín. Puedes usar papel de cocina o servilletas de papel, para absorber la mayor cantidad posible de agua. Es importante que quede lo más seca posible para evitar que la tinta se ague la siguiente vez que uses esa pluma.

Plumines intercambiables

Lamy es una marca alemana que fabrica plumas sencillas. Tiene un sistema de plumines intercambiables. Existen en todos los grosores —EF, F, M, B y BB— y también caligráficos —1.1, 1.5 y 1.9 mm—. Su tamaño de cartucho de tinta es propio7, no compatible con otras marcas.

La gran ventaja de que sea intercambiable es que puede estropearse el plumín y no te quedas sin pluma. Además, puedes tener varias plumas en una. Tienes que cambiar el plumín cada vez que quieras cambiar a otro.

No te aconsejo que lo cambies como recomienda la marca. La razón principal es que me temo que es fácil estropear así el plumín. Tampoco parece más fácil. Yo lo he intentado y he desistido, porque temía cargarme el plumín. El método más seguro puede hacer que te manches los dedos.

Para quitar el plumín, tienes que cogerlo de los lados y tirar de él hacia delante. Te aconsejo que uses una servilleta, para no mancharte. Si la tinta está seca, es fácil que le cueste salir. O incluso puedes tener que meterlo en agua. Siempre que quites un plumín que ha estado con tinta, te aconsejo que lo dejes un par de días dentro de agua.

Notas

  1. De hecho, Pelikan 4001 es la marca para tinta de estilográfica. Aunque la tinta china se use para caligrafía no es con pluma estilográfica. 

  2. Espero que sea claro, pero si no se pueden limpiar con alcohol, mucho menos intentes limpiar una pluma con acetona. La acetona disuelve el plástico en horas. 

  3. De las tintas negra que he usado, Parker resulta en gris y Sheaffer degenera en marrón. Intuyo que a Pelikán y Waterman les pasa lo mismo que a Parker, pero nunca las he usado. 

  4. En inglés es washable blue. Desconozco si todas las marcas de tinta de estilográfica tienen ese tipo de tinta. No todo azul es lavable; por ejemplo, Parker tiene azul lavable y azul permanente.

    En todo caso, si la tinta no advierte que es lavable, no hay por qué pensar que lo es. 

  5. Waterman y Sheaffer tienen tinteros de 50 mililitros. Los tinteros de Parker contienen dos onzas, que son 57 mililitros. Pelikan tiene tinteros de 30 y 60 militros. 

  6. Tienen de carga diez mililitros y una aguja más pequeña que una normal. 

  7. Por eso es interesante usar un cargador con un tintero independiente, recargándolo con una jeringuilla.